Unión Europea: Promover las ventas transfronterizas

A prinicipios de este mes, la Comisión Europea anunció sus planes para lanzar un sito web con todas las tarifas de entrega internacionales. La Comisión cree que al fomentar la transparencia los consumidores estarán más interesados en comprar online más allá de las fronteras de sus propios países. El plan todavía no ha sido aprobado por el Consejo y el Parlamento Europeo.

La expansión y el crecimiento de las ventas transfronterizas forman parte del plan de la Comisión Europea para crear un “Mercado digital único”. El argumento aparentemente planteado por la Comisión es que el obstáculo más importante de las ventas transfronterizas es una cuestión de dinero. Sin embargo, cabe preguntarse si las ventas transfronterizas surtirán de repente simplemente porque el consumidor sera capaz de encontrar las tarifas de transporte de las tiendas online de un país en concreto. ¿Es posible que al promover las ventas transfronterizas se reduzcan hasta “ahorrar un par de euros”?

Tasas de transporte elevadas: Impidiendo el crecimiento de un mercado digital único?

Aunque ahora es posible que Internet, y por extensión las compras online, básicamente hagan desaparecer las fronteras, la mayoría de los consumidores todavía prefieren comprar en tiendas que tengan base en sus propios países.  Solo el 15% de los consumidores europeos compran productos en tiendas online ubicadas en un estado miembro. Conclusión: los consumidores evitan las tiendas online extranjeras debido a las altas tasas de transporte.

Por supuesto hay algo que decir para promover y alentar un mercado sano y competitivo, enumerando los índices de tarifas de transporte en un sitio web, los consumidores más exigentes pueden ver cuánto dinero les costará la entrega antes de que realicen una compra. Dicho esto, los consumidores tienden a atenerse a lo que saben y en lo que confían; solo porque consiguen tener una idea sobre las tarifas de transporte, n o significa que de repente comiencen a comprar sus productos en tiendas extranjeras online.

“Tenemos que darnos prisa o nos quedaremos atrás”

Hace justo unos años atrás, Adrus Ansip, Comisionado de la Unión Europea del Mercado digital único, expresó un verdadero sentirdo de urgencia en cuanto a la unificación del mercado digital único europeo y, por lo tanto, al fortalecimiento del mercado europeo. Ansip señaló que la creacón de un mercado digital único podrías aportar a la Unión Europea unos ingresos adiconales de 415.000 millones de euros. Sin embargo, la equidad en el campo de juego podría ser: el comienzo de un mercado semi-monopolizado accesible solamente a grandes empresas (principalmente no europeas), como resultado de un campo de juego equiparado, que no promueve la competitividad y en última instancia mata el verdadero mercado que la Unión Europea está tratando de proteger y de nutrir.

Consecuencias

Por supuesto, existen argumentos críticos y cuestiones que surgen con respecto a la formación de un mercado digital europeo. Aparte del hecho de que  el comercio electrónico no es la única industria afectada por los cambios (propuestos), las empresas más pequeñas pueden morder el polvo si tienen que cumplir con todas las mismas reglas que los gigantes de la industria ya establecidos. Quizás debido a esto, la Unión Europea ha indicado que las pequeñas empresas de transportes no estarán obligadas a proporcionar sus tarifas; la Unión Europea ha calificado esta “carga excesiva” para las empresas más pequeñas. La cuestión sigue siendo si la transparencia en cuanto a las tarifas por transporte realmente alentarán a más consumidores a comprar en tiendas extranjeras online. Si la creación de una empresa online exitosa fuera simplemente una carrera de fondo, las tarifas más bajas siempre ganarían. Muchos son las reglas y reglamentos y ninguna de ellas transparente.

No es un hecho de que enumerar las tasas de transporte en un solo sitio automáticamente calmen los nervios del consumidor online dando lugar a una oleada masiva de compras en el extranjero. Cosas como las costumbres, la calidad y la fiabilidad de la artesanía, etc. (es un hecho en los productos digitales) todavía pueden hacer que el consumidor vuelva. Por último, se alienta a los consumidores modernos a ser escépticos y desconfiados en Internet. Así que esto puede ser que tenga que ser la primera cuestión en ser contrarrestada. 

Categories

No hay categorías disponibles